Noticias

La hipertensión sanguínea, factor de riesgo para el desarrollo de insuficiencia renal crónica

Desde hace unos años se recomienda en la práctica médica el seguimiento de aquellas personas con “pre hipertensión”, esto es, aquellas personas que, sin ser aún hipertensas, tienen una presión sanguínea sistólica de 120-139mm (presión diastólica de 89-89mm/Hg.).

Dichas recomendaciones se basaban en el hecho constatado de que dichos niveles de presión sanguínea se hallan asociados a un mayor riesgo de accidentes cerebro y cardio vasculares.

Por otra parte, una investigación realizada por científicos japoneses de las universidades de Miyazaki, Yamagata y Tokyo que ha sido recientemente publicada por la revista Kidney International apunta a que la “pre hipertensión” estaría asociada también a una tercera afección: la insuficiencia renal crónica.

Tras analizar los datos de 232.025 ciudadanos japoneses, los investigadores llegaron a la conclusión de que la hipertensión sería uno más de los factores de riesgo causantes la insuficiencia renal.

La población estudiada fue dividida en tres grupos: aquellos con presión sanguínea óptima (menor a 120/80mm Hg), con pre hipertensión y presión normal (de 120-129 a 80-84 mm Hg), pacientes con tensión arterial entre normal y alta (130–139/85–89 mm Hg) y personas con hipertensión (por encima de 140/90 mm Hg tras tomar medicación antihipertensión). Los resultados del estudio fueron que las personas con presión sanguínea alta-normal e hipertensión tenían un riesgo mucho mayor de sufrir insuficiencia renal crónica. El otro gran factor de riesgo era la obesidad (un índice de masa corporal superior a 25).

Imprimir el artículo