Noticias

La OMS clasifica la contaminación atmosférica como agente carcinogéno.

La IARC, agencia especializada para la investigación del cáncer de la OMS, anunció ayer que ha clasificado la contaminación atmosférica del aire como carcinógeno de grupo 1 para humanos.

Un problema de salud global.
Tras revisar la literatura científica existente y los últimos hallazgos sobre la materia, los expertos de la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) están de acuerdo en que existen suficientes evidencias para afirmar que la exposición a la contaminación atmosférica provoca cáncer de pulmón. También observaron una asociación entre contaminación del aire y cáncer de vejiga. Las partículas en suspensión, uno de los principales elementos causantes de la polución del aire, fueron evaluadas por separado, llegándose también a la conclusión de que son carcinógenas para humanos (Grupo 1).

El estudio del grupo de trabajo de monografías de la IARC aporta datos que demuestran que existe un aumento del riesgo de cáncer de pulmón cuando mayores sean los niveles de exposición a partículas en suspensión y al aire contaminado. Aunque la composición de la contaminación del aire y los niveles de exposición pueden variar mucho entre diversas localizaciones, las conclusiones del grupo de trabajo de la IARC son aplicables a todas las regiones del planeta.

El carcinógeno más extendido.
Se sabe que la contaminación del aire aumenta el riesgo de una serie de patologías como por ejemplo las demencias, las enfermedades respiratorias o las cardiopatías. Diversos estudios afirman que los niveles de exposición a la contaminación atmosférica han aumentado de forma importante en varias regiones del mundo, en especial en los países emergentes con grandes poblaciones. Se estima que en 2010 se produjeron 223.000 muertes por causas directamente atribuibles a la polución del aire.

“El aire que respiramos está contaminado por una combinación de substancias que pueden provocar cáncer” afirma el Dr. Kurt Straif, responsable de la sección de monografías de la IARC. “Ahora sabemos que la contaminación atmosférica no sólo es un riesgo para la salud en general, sino también una de las principales causas de fallecimientos por cáncer”.

Las monografías de la IARC.
El volumen 109 de las monografías de la IARC se basa en las reseñas independientes de más de 1.000 trabajos científicos publicados en los cinco continentes, en especial estudios epidemiológicos. El programa de monografías de la IARC, también llamada “la enciclopedia de los carcinógenos” es la fuente de referencia sobre substancias y otros factores asociados al cáncer como por ejemplo humo de tubos de escape de motores diesel, disolventes o metales pesados. Es la primera vez que la contaminación atmosférica del aire ha sido clasificada como causante de cáncer. Según los autores del estudio, todos los resultados apuntan en la misma dirección: el riesgo de contraer cáncer de pulmón aumenta significativamente en personas expuestas a la polución del aire.

El documento con el informe completo (formato ePub) puede descargarse aquí  .
Imprimir el artículo