Prensa

La hepatitis alcohólica es una enfermedad grave y de alta mortalidad precoz

La Hepatitis Alcohólica es una enfermedad grave directamente relacionada con el consumo elevado y prolongado de alcohol.

Presenta una mortalidad muy elevada: más del 35% de los pacientes diagnosticados fallecen en los primeros seis meses.

La abstinencia del alcohol es un punto clave del tratamiento, pero solo lo consigue una tercera parte de los pacientes tratados.

El diagnóstico precoz y el inicio temprano del tratamiento en los pacientes con peor pronóstico, es el objetivo de los especialistas del Aparato Digestivo.

10 de febrero de 2014.- Los resultados de un estudioi publicado en la Revista Española de Enfermedades Digestivas (REED) firmado por un grupo de investigadores de la Unidad de Hepatología del Servicio del Aparato Digestivo del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) encabezado por la Dra. Ana Bargalló, que recoge un seguimiento de 5 años a pacientes ingresados y diagnosticados de Hepatitis Alcohólica, constatan las elevadas tasas medias de mortalidad precoz: el 16,9% de los pacientes murió durante el primer mes, el 36,1% a los 6 meses y el 39,3% al año.La editorialii publicada en el mismo número de la citada revista y firmada por el Dr. Juan Caballería del Hospital Clínic de Barcelona, insiste en que la abstinencia de alcohol es el factor pronóstico más importante en pacientes con Hepatitis Alcohólica. Por este motivo, los expertos de la FEAD (Fundación Española del Aparato Digestivo) alertan de los peligros del alcohol para la salud y especialmente sobre el hígado.

Aunque la Hepatitis Alcohólica tiene tratamiento, la mayoría de los pacientes también presentan cirrosis u otras enfermedades hepáticas, por lo que es todavía más difícil de tratar y aún más de curar. Este estudio refleja que aproximadamente una cuarta parte de los pacientes que fallecieron lo hicieron en los primeros 15 días de ingreso, cifra que representa el 64% de la mortalidad intra hospitalaria.

¿Qué es la Hepatitis Alcohólica?
La Hepatitis Alcohólica es una enfermedad muy grave asociada directamente al consumo elevadoiii y prolongado de alcohol. La incidencia de esta enfermedad se desconoce, pero se calcula que afecta aproximadamente a un 20% de las personas que tienen un consumo de alcohol importante. Normalmente, estas personas ya sufren una enfermedad hepática previa, lo que dificulta el tratamiento y en consecuencia la curación, hasta el punto que más de un 35% de los pacientes con Hepatitis Alcohólica muere en los 6 primeros meses del inicio del síndrome clínico.

La Hepatitis Alcohólica forma parte de un grupo de hepatopatías todas ellas relacionadas con el alcohol, y que presentan unas cifras de supervivencia a largo plazo relativamente bajas. Solo sobreviven más de cinco años el 58% de los pacientes con Hepatopatía Alcohólica, el 49% de pacientes con cirrosis provocada por el consumo de alcohol y el 33% de pacientes con Hepatitis Alcohólica sobre una cirrosis previa.

La edad típica de presentación la Hepatitis Alcohólica se sitúa entre los 40 y los 60 años y es una enfermedad predominantemente masculina. “Pero no debe asociarse esta enfermedad con la marginalidad o las borracheras, existe un bebedor social capaz de ingerir a lo largo del día cantidades elevadas de alcohol sin ser consciente de ello ni llegar nunca a estar ebrio, pero que está poniendo su salud en peligro” explica el Dr. Miguel Ángel Simón Marco, experto de la FEAD en patología hepática.

Diagnóstico precoz y abandono del alcohol
Este hecho refleja la necesidad de un pronóstico precoz y de iniciar también de forma temprana los tratamientos apropiados en los pacientes con peor pronóstico. “Conseguir una correcta estatificación de la enfermedad que nos permita pronosticar la supervivencia del paciente, realizar el tratamiento adecuado para el paciente y reaccionar cuando vemos que no está funcionando, es el objetivo de los especialistas del Aparato Digestivo” explica el Dr. Simón. “Para ello disponemos de diferentes índices pronósticos que nos permiten, a través de la medición de parámetros como la bilirrubina, la función renal o la creatinina, clasificar al paciente y empezar a actuar”.

“Por otro lado, la abstinencia al alcohol es un punto clave del tratamiento”, explica el Dr. Miguel Ángel Simón, “si no se consigue, los tratamientos serán poco efectivos y lo más importante, puede dificultar la realización de otros tratamientos como el trasplante hepático”. El estudio muestra que solo consiguió dejar de beber una tercera parte de los pacientes, en concreto el 31,4%, y que éstos mostraron una tendencia a mejorar la supervivencia.

Consumo de alcohol
Dada la gravedad y elevada mortalidad de la Hepatitis Alcohólica, la cirrosis provocada por el consumo de alcohol, y otras enfermedades hepáticas, la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) alerta de los peligros que la adicción al alcohol tiene para la salud en general y para el hígado en particular, en una sociedad donde cada vez está más extendido el consumo social de alcohol y muy especialmente entre los jóvenes iv.

Como explica el Dr. Miguel Ángel Simón, “mientras el consumo de tabaco se ha conseguido frenar gracias a importantes campañas de sensibilización y a la última Ley Anti Tabaco, el alcohol sigue teniendo un consumo social aceptado, es fácil de conseguir y es asequible, y no se tiene en cuenta que también genera una adicción nociva y peligrosa para nuestra salud”.

Revista Española de Enfermedades Digestivas (REED)
La Revista Española de Enfermedades Digestivas es el órgano de expresión de la SEPD (Sociedad Española de Patología Digestiva), de la AEED (Asociación Española de Endoscopia Digestiva) y de la SEED (Sociedad Española de Endoscopia Digestiva). Una de las publicaciones más antiguas de la especialidad cuyo Factor de Impacto actual se sitúa en 1,652; el valor más alto alcanzado en la historia de la revista.

La REED tiene una periodicidad mensual y publica, en versión bilingüe española e inglesa, trabajos de calidad revisados por pares, que consisten en investigaciones originales sobre la práctica clínica y la investigación en el área de la gastroenterología y la hepatología, así como en sus técnicas afines. Los temas relacionados incluyen la bioquímica, medicina interna, oncología y cirugía digestiva.

Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)
La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) es una institución privada sin ánimo de lucro, creada y promovida por la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) y sometida al protectorado del Ministerio de Educación y Ciencia. Entre sus objetivos principales destacan promocionar la salud digestiva de la población española, realizar campañas de prevención de las enfermedades digestivas mediante la educación sanitaria de la población, apoyar la investigación en gastroenterología y promover la formación de calidad de los profesionales sanitarios en esta especialidad.